El Gabinete de Miriam

TDAH y TDA

El Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDA-H y TDA) es un trastorno crónico. La mayoría de los que presentan TDA-H o TDA en la infancia mantienen síntomas hasta la edad adulta.

Los síntomas principales: dificultades en mantener la atención, hiperactividad e impulsividad inapropiada para la edad y que interfieren en el desarrollo y funcionamiento del niño.

Afecta negativamente al niño en al menos dos ambientes de su vida: colegio, amigos, casa...

Los síntomas deben presentarse al menos durante 6 meses, y que no sean debidos a otro problema: llegada de un hermano, separación de los padres, ni debido a un problema médico, o medicación.

Su inteligencia es normal o normal alta.

Las conductas que observamos en la infancia son:

No escuchan cuando se les habla, se distraen fácilmente, abandonan actividades y juegos (no juega con nada pero toca todo), dificultades en la relación con otros niños, reclaman continuamente la atención de los adultos, y éstos manifiestan sentirse agobiados por esa atención que demandan, presentan inquietud exagerada, impulsividad excesiva, etc.

Importante recordar que la edad idónea para diagnosticar el TDA-H son los 6 años, aunque en la etapa de infantil, ya podemos observar síntomas. Y también es muy importante en esta etapa consultar con un especialista.
Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros usuarios una experiencia cómoda y segura de navegación. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies - Más información - Aceptar.