El Gabinete de Miriam

Trastornos del lenguaje oral

DISFASIA
 
La disfasia es una alteración del lenguaje oral que se caracteriza por una elaboración y desarrollo tardío, imperfecto y severamente alterado del lenguaje de niños y niñas de alrededor de 6 años sin que haya ninguna patología sensorial, emocional o intelectual asociada.
 
Además de un retraso cronológico en la adquisición del lenguaje, la disfasia presenta una desviación de los mecanismos y patrones normales de desarrollo del lenguaje, por lo que se observan dificultades específicas para estructurar correctamente el lenguaje, lo cual produce conductas verbales anómalas.
 
Síntomas de 6 a 12 años
 
A nivel expresivo:
  - Expresión pobre y telegráfica.
  - Escasa intención comunicativa.
  - Problemas a la hora de repetir frases.
  - Problemas a la hora de estructurar las frases.
  - Escaso vocabulario.
  - Dificultad para evocar palabras, lo que se traduce en una expresión interrumpida con sustituciones de palabras, uso de otras palabras y muletillas.

A nivel receptivo:
  - Problemas a la hora de recordar enunciados largos.
  - Errores de comprensión de vocabulario.
  - Mala comprensión de conceptos abstractos.
  - Problemas a la hora de discriminar sonidos.
 
A nivel cognitivo:
  - Problemas de memoria a corto plazo.
  - Problemas para llevar a cabo el juego simbólico (juegos de imaginación)
  - Problemas en la estructuración espacio-temporal.
 
A nivel psicomotor:
  - Poca madurez de la capacidad motora.
  - Problemas de articulación de sonidos.
 
- Aspectos a tener en cuenta
 
1. No confundir con Retraso Simple del Lenguaje, ya que en este no hay desviación de los mecanismos y patrones del desarrollo del lenguaje, sino que se trata de un simple desfase cronológico, mientras que en la disfasia sí existe esta desviación que provoca dificultades para la correcta estructuración del lenguaje.
 
2. Los niños con disfasia generalmente son muy susceptibles y tienen un carácter irritable debido a la frustración que les provoca este trastorno.


AFASIA
 
La afasia es un trastorno del lenguaje caracterizado por una pérdida, deterioro o disminución de la capacidad comunicativa cuando el lenguaje ya ha sido adquirido previamente. 
 
Este trastorno es debido siempre a una lesión en el sistema nervioso central que afecta de forma específica a los procesos de comprensión y/o de expresión. Dependiendo del área cerebral afectada, la afasia se puede clasificar en Afasia de Broca, Afasia de Wernicke o Afasia Mixta.
 
Afasia de Broca: este tipo de afasia aparece como consecuencia de una lesión en el área de Broca, encargada de la producción del lenguaje. Se caracteriza por una comprensión normal y una expresión con un habla lenta y trabajosa, y en algunos casos inexistente. 
 
Afasia de Wernicke: la lesión se encuentra en el área de Wernicke, cuya función principal es la decodificación auditiva del lenguaje, es decir, la comprensión del lenguaje. Esta afasia se caracteriza por una articulación normal, pero una nula comprensión.
 
Afasia Mixta: en este caso la lesión produce un deterioro severo de las capacidades tanto de comprensión como de expresión del lenguaje.
 
 
Síntomas de 6 a 12 años
 
Afasia de Broca
  - Expresión del lenguaje muy pobre o inexistente.
  - Defectos en la articulación de las pocas palabras emitidas.
  - Agramiatismo: No utilización de nexos (conjunciones y/o preposiciones) ni artículos.
  - Comprensión normal.
  - Hay conciencia del problema.
 
Afasia de Wernicke
  - Expresión del lenguaje superior a la normal (habla mucho, dando la sensación de estar intranquilo).
  - Neologismos: pseudopalabras con buena acentuación y articulación que el niño inventa para designar objetos.
  - Jergafasia: Lenguaje incomprensible debido a la sustitución de todas o la mayoría de las palabras por neologismos, desapareciendo de esta forma la capacidad de comunicación.
  - Parafasias: Producción no intencionada de sílabas, palabras o frases durante el discurso.
  - Comprensión alterada.
  - No hay conciencia del problema.
 
Afasia mixta
Los síntomas de la Afasia Mixta son los mismos que los descritos para la Afasia de Broca y la Afasia de Wernicke.
 
- Aspectos a tener en cuenta.
 
1. Cuando se habla de afasia infantil, esta suele producirse por un traumatismo craneoencefálico, por lo que si un niño ha sufrido un golpe hay que poner especial atención a los síntomas descritos.
 
2. Las causas más frecuentes de la afasia son: problemas vasculares, traumatismos, tumores e infecciones.
 
3. No confundir Afasia de Broca con disartria, ya que en la disartria están afectados los músculos y nervios de los órganos bucofonadores encontrándose el lenguaje intacto, mientras que la Afasia de Broca produce un deterioro en la capacidad de expresar el lenguaje oral, manteniendo la movilidad de los órganos bucales para llevar a cabo otras actividades.

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestros usuarios una experiencia cómoda y segura de navegación. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies - Más información - Aceptar.